Lucía Bonilla

"Tanto movimiento y vivir lejos de mi país y mi familia, es algo que al igual que muchos migrantes, he podido experimentar. Es por esto que me identifico con su experiencia y es por esto que quisiera generar iniciativas que garanticen una vida humana digna, en cualquier lugar del mundo.”

Lucía nació en Quito, donde vivió hasta los dieciséis años. En el 2005, ganó una beca para estudiar en Pearson College, el UWC en Canadá. En lugar de quedarse en Pearson durante los dos años que dura el programa, Lucia participó en un proyecto de voluntariado durante un año en medio de sus dos años en Canadá. En este tiempo, estuvo en Bolivia, donde enseñó inglés y francés a los guías turísticos y a los niños en la comunidad de Challapampa, Isla del sol.

Después de terminar sus estudios en Pearson College, en el 2008, Lucía obtuvo una beca para estudiar en el College of the Atlantic, una pequeña universidad en estado de Maine, la costa este de los Estados Unidos. Esta universidad tiene un programa único donde todos sus estudiantes se gradúan con el mismo título, el de Ecología Humana. Ecología humana es el es el estudio interdisciplinario de la relación de los seres humanos con los ambientes sociales y naturales. Lucía ha enfocado sus estudios en la parte social de la Ecología humana. “Comencé con varias clases de antropología, género, identidad y multiculturalidad. En mi segundo año tuve la oportunidad de ir a los Países Bajos y realizar una investigación sobre los ecuatorianos migrantes en este país, en ese mismo año regrese al Ecuador para hacer una pasantía en la Secretaria Nacional del Migrante, donde trabajé en el área de política migratoria, específicamente trabajé en una base de datos sobre los perfiles migratorios de ecuatorianos en varios países. En mi tercer año hice un programa de intercambio en la Universidad de Ámsterdam por un semestre. Ahora voy a mi cuarto año de universidad y planeo continuar con la investigación en el área migratoria para mi tesis final.”

¿Qué impacto crees que ha tenido UWC en tu vida?

Vivir en un UWC me enseño que de hecho somos diferentes: pensamos, comemos, hablamos diferente; pero esta diferencia tiene sentido si somos lo suficientemente sensibles y pacientes para mirar la diferencia desde el otro. Ahora yo me enfoco en el tema migratorio y esta visión me ha servido para poder relacionarme con las personas migrantes y entender desde mi propia experiencia las diferencias que compartimos. UWC ha contribuido inmensamente ha darle cara a ese “otro” haciendo que las diferencias sean cualidades que podemos valorar y también superar.

¿Cómo ha influido UWC en tus elecciones de carrera?

El hecho de conocerme a mi misma en relación a otras culturas, las varias experiencias de movilidad y de diferencia, han sido factores determinantes de mi proceso académico. Tanto movimiento y vivir lejos de mi país y mi familia, es algo que al igual que muchos migrantes, he podido experimentar. Es por esto que me identifico con su experiencia y es por esto que quisiera generar iniciativas que garanticen una vida humana digna, en cualquier lugar del mundo.

¿Qué piensas que haces de manera diferente como resultado de tu educación en los colegios?

Siento que desde UWC uno de los desafíos más grandes ha sido entender, asumir y llevar a la práctica lo que pienso. En este sentido, UWC me dio varias herramientas para poder expresar y concretamente llevar a cabo esos sueños de cambio, con los que comencé esta experiencia.

¿Cuál es tu recuerdo favorito de UWC?

Hay varios recuerdos que son magníficos, y no solo recuerdos sino las constantes memorias que seguimos construyendo a pesar de la distancia.  Uno de mis recuerdos favoritos es el haber organizado una “Rueda de Casino” (salsa) con mis compañeros. Yo había trabajado de profesora de salsa durante los veranos antes de mi segundo año y estaba sumamente inspirada en el baile como forma de expresión. Durante las prácticas descubrí lo maravilloso de pensar en equipo y ver el proceso de personas tan diferentes, más que en el baile en la forma en la que nos expresábamos a través del movimiento. Aprendí también que hay formas diferentes de llegar a “hacer” paz, de unirnos o de entendernos...bailar es una de ellas.

lucia_bonilla

Lucía Bonilla

Pearson UWC - Canadá

2005-2008