Pablo Herrera

No solo aprendes a pensar críticamente y a tomar responsabilidad por tus acciones y decisiones, pero también aprenderás acerca del mundo por tus amigos, compañeros y profesores. Todos ellos vienen de tantos países tan distintos y lejanos que tal vez ni siquiera hayas escuchado de varios de ellos alguna vez.

Soy un ex-becario (2004-2006) y fui aceptado al Red Cross Nordic UWC en Noruega donde seguí el programa de Bachillerato Internacional (BI). Después fui aceptado a Dinamarca, al Copenhagen Business School, donde estudie un Bachelor en Administración de Negocios Internacionales. Al acabar allí me mudé a Edmonton, Canadá, donde mi familia vive hoy en día. Trabajé allí durante dos años antes de empezar un Máster en Análisis Económico del Derecho y Políticas Públicas en la Universidad de Salamanca en España el año pasado. Ahora estoy de vuelta en Canadá y vivo en Montreal donde tengo mi propio negocio como fotógrafo aparte de un trabajo a tiempo completo. Volví aquí porque ahora soy residente permanente de este país.

Todo empezó así, con una beca UWC que me puso en Noruega a los 17 años para cursar el programa de Bachillerato Internacional en una red de colegios internacionales. El pueblo en el que viví se llama Flekke y tiene 350 habitantes (200 de ellos estudiantes), y es un lugar tan remoto que lo más cercano a algo conocido como ¨civilización¨ es una supermercado a 3km andando entre la nieve y a -15C.

Esa es una versión muy corta de mi respuesta a una pregunta que me hacen muy frecuentemente, ¨¿Por qué vives aquí ahora?¨, una pregunta que me la han hecho en: Noruega, Dinamarca, Canadá y España muchas veces. Nombro estos países porque ellos han sido el rumbo que he seguido después de haber sido un estudiante en un UWC. Normalmente la respuesta sigue explicando porque decidí después de Noruega ir a estudiar mi universidad a Dinamarca, pasarme a vivir a Canadá, estudiar un Master en España y después volver a Canadá. Como podrán ver, es una historia larga y algo complicada, pero el punto de partida es UWC.

Mi punto de partida lo considero UWC porque fue en mi colegio en Flekke donde aprendí a (verdaderamente) conocerme a mi mismo pero también a conocer a otros y sus costumbres, culturas, pasatiempos, pasiones y sueños. Difícilmente podría haber tenido las oportunidades que he tenido hasta hoy en día si no hubiese sido por la manera en la que esta experiencia me abrió los ojos al mundo.

Esta situación es única bajo múltiples puntos de vista. No solo aprendes a pensar críticamente y a tomar responsabilidad por tus acciones y decisiones, pero también aprenderás acerca del mundo por tus amigos, compañeros y profesores. Todos ellos vienen de tantos países tan distintos y lejanos que tal vez ni siquiera hayas escuchado de varios de ellos alguna vez.

Puedo decir con confianza que explicar esta experiencia es algo muy difícil aun años después, y más aún el que otros lo comprendan completamente. Sin embargo si alguna vez has sentido que tienes mucho potencial y quieres demostrarle al mundo, y a ti mismo, que con trabajo duro, muchas ganas y una actitud emprendedora, todo se puede lograr, entonces en un UWC te sentirás perfectamente en casa.

Los valores, principios y enseñanzas que tuve en Flekke son una parte fundamental de quien soy como persona desde el día que salí de allí. Todas mis decisiones hasta cierto punto se han basado en lo que aprendí allí, sea a nivel personal o profesional. El haber estado en un UWC me ha permitido el minimizar el tamaño del mundo en mi cabeza y poder identificar a cientos de países con amistades y experiencias que tengo el placer de compartir hasta hoy en día.

pablo_herrera

Pablo Herrera

UWC - Red Cross Nordic 2004-2006